Noticias

13 puntos para revisar en auto antes de salir de vacaciones

Si no quieres que nada relacionado con tu auto te amargue las vacaciones, es fundamental que hagas una puesta a punto antes de salir de viaje. Repasamos los 13 puntos que debes revisar.

13 puntos para revisar en auto antes de salir de vacaciones

Neumáticos.

Busca protuberancias que puedan significar una rotura interior. En caso que esté muy gastados, bordes redondos o posibilidad de ver la primera capa, quizás sea mejor invertir en pares nuevos. La profundidad del dibujo es también un buen indicador, pues si ves que están gastados es fundamental que los cambies para no sufrir un accidente. Es importante también revisar la presión y ajustarla a la recomendada por el fabricante. Este información normalmente aparece en un cuadro en el marco de las puertas del vehículo. Utilizando la presión adecuada puedes reducir el gasto considerablemente.  

Nivel de líquidos.

Comprueba que los líquidos estén entre el mínimo y máximo recomendado. Revisa el aceite, el líquido de refrigeración, el de dirección, el de frenos, el limpiaparabrisas y el agua. En el caso de que no lleguen al nivel, complétalo, y si ya es tiempo de hacerle el cambio de aceite al motor, será mejor que lo hagas antes de partir.  

Nivel de aceite.

El aceite es el elemento que permite que el motor mantenga su temperatura adecuada y que funcione de forma correcta. Es clave realizar los cambios de aceite en el tiempo indicado. Este dependerá del tipo de aceite. En casos puede ser cada 5 años o 10 años. Antes de salir, revisar el nivel y el estado  

Limpiaparabrisas.

Revisa el estado de las gomas y el nivel del líquido. No es difícil hacerlo. Debes abrir el capó y buscar un ícono que indica la acción de limpiar el parabrisas. Sino, puedes revisar vídeos en Youtube o pedir a un bombero en una estación de servicio.  

Luces.

Las luces son fundamentales para conducir en la ruta. Por lo tanto, todas deben funcionar a la perfección. Revisa las luces delanteras y traseras. Cambiar un foco es rápido, no implica un gasto importante y puede evitar un accidente. Asegúrate también que los focos estén limpios y en buenas condiciones.  

Frenos.

Verifica si las pastillas y discos están en buen estado, dado que son esenciales para que el sistema de frenos funcione. Puedes probar los frenos tu mismo en búsqueda de ruidos o una sensación "extraña". Revisa también los niveles de líquido de frenos.  

Dirección y amortiguadores.

La suspensión y el sistema de dirección quizás no es tan fácil de revisar en casa, pero un mecánico puede decirte si todo está en orden. Igualmente, al conducir te puedes dar cuenta si los amortiguadores o la dirección están fallando.  

Batería.

Si ya pasaron unos años desde la última vez que la cambiaste, considera en comprar una nueva para no tener problemas en tu largo viaje. Si todo está bien, asegúrate de llevar pinzas y saber cómo usarlas para poder arrancar tu auto en caso de una falla en medio de tu viaje.  

Cinturones de seguridad.

Antes de partir es necesario controlar que todos los cinturones de seguridad de tu vehículo estén en perfectas condiciones y funcionen bien.  

Filtro de aire.

Inspecciona el filtro de aire, pues si está sucio puede hacer que tu vehículo consuma más combustible de lo normal, lo que te hará incurrir en mayores gastos de los presupuestados.  

Herramientas y elementos.

Siempre que con la esperanza de que nada ocurra, revisa las herramientas para cambiar el neumático, el estado del neumático de repuesto, los elementos de seguridad para cuando te detienes en el camino y un pequeño extintor.  

Equipaje.

Si cargas equipaje fuera del vehículo, en el "pick up" o un carro, invierte minutos considerables en amarrar bien la carga. Verifica que no hayan elementos sueltos.  

Climatización.

Conducir con calor puede provocar somnolencia, lo cual conduce directamente a un accidente. Para evitarlo, comprueba que el sistema de aire acondicionado funcione de forma óptima.  

También te puede interesar