¿Cada cuánto debo hacerle las mantenciones a mi automóvil?

Asistir con tu vehículo al servicio técnico para que sea revisado es crucial para evitar fallas imprevistas. Conoce acá cada cuánto tiempo debes hacerlo.

¿Cada cuánto debo hacerle las mantenciones a mi automóvil?
Los vehículos son una herramienta fundamental para el diario vivir, ya que son útiles en lo que a movilización se refiere. Por ello, es indispensable que realices una revisión y mantención por medio del servicio técnico ante cualquier situación, tanto para prevenir como corregir problemas. Y es que el servicio técnico juega un rol clave en la durabilidad y funcionamiento de tu vehículo, además de que es útil para evitar gastos mayores que pueden producirse por fallos que no fueron vistos a tiempo.

¿En qué consiste el servicio técnico?

El servicio de revisión está encargado de las reparaciones y, en general, de todo tipo de trabajos llevados a cabo en el vehículo dentro de un servicio técnico establecido por el fabricante, con el objetivo de asegurar el correcto funcionamiento del automóvil cada cierto tiempo. Para tener un vehículo en óptimas condiciones, este debe hacerse de forma periódica, pues una avería en el camino podría provocar accidentes, ya que las fallas mecánicas fueron una de las causas de siniestros en 2021, teniendo un total .

Tipos de mantenimientos

Al respecto, existen tres tipos de mantenciones que se llevan a cabo en los automóviles. Estos son:

Mantenimiento preventivo

Se trata de aquel mantenimiento que tiene como objetivo chequear y corregir el estado del vehículo y así descartar cualquier problema que pudiese poner en riesgo la integridad de este, su conductor y pasajeros. Al respecto, se recomienda que realices mantenimientos preventivos de manera regular, los cuales debes hacer cuando se cumpla cierto tiempo desde la adquisición del vehículo o al alcanzar un kilometraje en específico. Lo ideal es hacerlo cada 10.000 kilómetros recorridos o anualmente. Esto es importante, pues suele ser uno de los requisitos indispensables que se exigen a la hora de hacer uso de la garantía del auto (el tiempo que esta dure). Por ello, se recomienda tener un plan de mantenimiento preventivo, en el cual puedas organizar las fechas y el tiempo entre un chequeo y otro.

Mantenimiento correctivo

Se entiende por este a los trabajos llevados a cabo en el vehículo para reparar averías, desgaste de piezas, problemas producto de colisiones o accidentes, entre otros. En sí, se trata de un mantenimiento al que se recurre después de que el auto ha sufrido un desperfecto o falla de funcionamiento. Cabe destacar, que teniendo un plan de mantenimiento preventivo para tu vehículo se puede evitar tener que recurrir al mantenimiento correctivo.

Mantenimiento predictivo

En este caso, se habla de un mantenimiento, en donde tú, como propietario, podrás realizarlo. Esto, porque se trata de una reparación previa que podrás observar en tu vehículo y que si dispones de los medios, lograrás repararlo. Un ejemplo claro de esto es: revisar el nivel de aire en los neumáticos, verificar el estado de las plumillas del limpiaparabrisas o chequear los niveles de aceite y refrigerante del vehículo.

La importancia de acudir al servicio técnico

Tener un automóvil en perfecto estado es esencial y es responsabilidad de cada uno mantenerlo así. Por este motivo, es necesario no saltarse ninguna de las revisiones técnicas. Lo recomendable es que lleves tu vehículo a un servicio técnico que te entregue confianza, además de que goce de prestigio y buena reputación, pues una herramienta tan útil como el auto no es algo que se lo puedas dejar a cualquiera. Al respecto,  ofrece un excelente  para que puedas hacer el mantenimiento correctivo o preventivo a tu vehículo y dejarlo en las mejores condiciones. Visítanos y dale a tu auto el cuidado que merece.

Últimos artículos