5 señales que te muestran que la caja de cambios está dañada

¿Sospechas que la caja de cambios puede estar fallando? Estas son las 5 señales que te indican que efectivamente puede tener un problema.

5 señales que te muestran que la caja de cambios está dañada
La caja de cambios conecta, a través de sus mecanismos, la potencia de tracción del motor a las ruedas, lo que permite a tu vehículo su capacidad para desplazarse. Lógicamente, todo sistema compuesto por piezas mecánicas tiende a desgaste y da claras evidencias cuando presenta daños. ¿Quieres conocer cuáles son esas señales? No le pierdas pista a los siguientes indicios.

¿Cómo saber si la caja de cambios está dañada? 5 pistas que te lo indicarán

1. Ruido por engranajes desgastados

Cuando tu vehículo tiene un recorrido de muchos kilómetros, los engranajes de la caja de cambios, que son piezas dentadas, se desgastan. El engranaje de los “dientes limados” produce ruidos debido a que se ha perdido parte de su material ferroso. Aunque no todos los sonidos de hierro contra hierro en el auto indican esto, si el ruido proviene de la caja de cambios, es señal de ir al mecánico.

2. Las velocidades en la palanca no entran como siempre

La palanca de marchas le indica al interior de la caja de cambios qué velocidad debe aplicar. Sin embargo, puede que sientas que el movimiento de la palanca requiere un esfuerzo adicional. ¿Cómo saber si la caja de cambios está dañada en este caso? Por lo general, esto significa una falla en las varillas de cambio y puede deberse a una deformación que es fácil de resolver por un .

3. El cambio de marcha aplica con fallas o no sucede

Este es un problema común en autos con larga trayectoria de kilometraje. El origen de la falla puede deberse a fugas de aceite, a una mala tendencia de no pisar a fondo el pedal para hacer el cambio o simplemente el desgaste de piezas internas que indicarían un reemplazo.

4. El aceite de la caja de cambios tiene un color extraño

Entender cuál es la función de la caja de cambios te ayuda a identificar el estado del aceite y de los elementos que la componen. Por ejemplo, las casas fabricantes venden aceites de transmisión de un color claro como rojizo o a veces hasta transparente. Si al revisar el nivel de este fluido notas que está excesivamente negro, o que tiene lodo y polvo, es indicio de daño en la caja. También puedes identificarlo por el característico olor a quemado que emana.

5. No se mantiene la marcha colocada

Normalmente, la velocidad que asignas a la caja de cambios debe mantenerse hasta que colocas otra. Pero, cuando esa velocidad no se mantiene y “brinca”, o se neutraliza, significa que hay un problema en la caja de velocidades. Con seguridad, puede deberse al desgaste de anillos  rodamientos u otras piezas conectivas.

Busca un sitio confiable de repuestos

Conociendo cuál es la función de la caja de cambios, puedes identificar ciertas fallas en sus fases iniciales. Los sonidos que antes no existían, olores o percepciones extrañas en el tacto, serán claras señales de una anomalía y ante esto debes actuar rápido. En el caso de que necesites repuestos para repararla, debes recurrir a un especialista que te ayudará a elegir los elementos exactos para tu auto. Por esta razón, visita  y asesórate. Su servicio es confiable, pues cuenta con repuestos originales y de calidad para tu vehículo.

Últimos artículos