¿En qué consiste una mantención automotriz?

La mantención automotriz ayuda a conservar el correcto funcionamiento de tu auto y evita daños mayores. Conoce los más populares y cómo funcionan.

¿En qué consiste una mantención automotriz?
La mantención automotriz consiste en revisar los sistemas y componentes, reemplazar piezas, cambiar fluidos y realizar las demás intervenciones necesarias para que el vehículo funcione correctamente. Es imprescindible hacerla en momentos específicos, cada cierto periodo de tiempo o recorrido, para evitar daños mayores, mejorar el rendimiento y optimizar la vida útil del auto. Por esa razón, existen diferentes tipos de mantenimiento que debes hacer a tu automóvil en función del uso que le has dado y el estado de las piezas y los sistemas en general. Conócelos a continuación:

Mantenimiento preventivo

Se trata de las acciones de mantención regulares para ayudar a conservar el correcto funcionamiento de los diferentes componentes del vehículo, evitando así cualquier daño mayor o fallas imprevistas. Este tipo de mantención te ayuda a ahorrar dinero de forma significativa, pues puedes averiguar cualquier problema que esté ocurriendo con tu vehículo antes de que sea tarde y sea más caro el arreglo. Por lo general, el mantenimiento preventivo responde a un programa de intervenciones basado en tiempo (intervalos de 6 o 12 meses) o recorrido (kilometraje), y puede incluir:
  • Cambio aceite de motor y filtro de aceite.
  • Reemplazo filtro de aire.
  • Cambio golilla de tapón de cárter.
  • Revisión de frenos.
  • Cambio filtro de combustible.
  • Revisión de bujías y cambio cuando corresponde.
  • Limpieza y sanitizado.
  • Rotación de neumáticos y ajuste presión.
  • Inspección correa, accesorios, alternador.
  • Revisión de luces.
  • Ajustes de tornillería y piezas.
Cada mantención automotriz preventiva puede incluir todas o algunas de estas intervenciones. Todo depende del plan de mantenimiento y el recorrido del vehículo. Por ejemplo, se recomienda cambiar el aceite de motor y los filtros cada 5.000 kilómetros, así como ajustar la presión de los neumáticos y completar el nivel de líquidos.

Mantenimiento correctivo

Consiste en la identificación, diagnóstico y reparación de una falla específica. Es de los tipos de mantenimiento a los que muchos conductores no quieren llegar, porque implica solucionar un problema y puede resultar costoso. Usualmente, llegas a esta mantención cuando descuidas el mantenimiento preventivo (no cambiar el aceite a tiempo, ocasionando un daño a los cilindros y pistones), pero también es cierto que los componentes y sistemas se pueden dañar por causas diferentes, como recalentamiento, mala conducción, cortos eléctricos, etc.

Mantenimiento predictivo 

Como su nombre lo indica, se trata de realizar intervenciones orientadas a evitar la ocurrencia de posibles fallas detectadas en las tareas de diagnóstico y revisión. Por ejemplo, si el técnico evidencia que el árbol de levas está trabajando mal, por ende, puede dañarse en cualquier momento y generar problemas mayores en el motor, lo reemplaza y evita que esa avería ocurra. Bien gestionada, este tipo de mantención reduce al mínimo el mantenimiento correctivo. Además, cada vez es más fácil hacerla, porque en la medida que la tecnología avanza, los autos cuentan con más sensores capaces de generar alertas cuando detectan anomalías en los sistemas que monitorean.

¿Dónde hacer la mantención de mi auto?

En , con el valor agregado de que siempre son realizadas por profesionales expertos en la materia, con las mejores herramientas y repuestos originales. Además, te brinda la opción de adquirir y agendar el servicio de forma online. Solo tienes que ingresar los datos de tu vehículo y su kilometraje para que la plataforma te presente las opciones de mantenimiento que puedes hacer. Finalmente, debes seleccionar la que más te convenga, pagas y ¡listo!, ya tienes agendada la cita para el procedimiento. No lo pienses más y .

Últimos artículos