Noticias

Mejora el rendimiento de tu auto en simples pasos

Mejora el rendimiento de tu auto en simples pasos

El rendimiento es la relación que hay entre la distancia que un auto puede recorrer y la cantidad de litros de combustible consumidos para recorrer dicha distancia. Se expresa en kilómetros por litro (km/l). Dicho de otra manera, un auto determinado, necesitará un litro de gasolina o diésel para recorrer una distancia específica.

El rendimiento podrá variar por diferentes causas como es el peso, tamaño y estado del vehículo, el tamaño del motor, las condiciones topográficas y climáticas en las que se conduce, los hábitos de manejo, entre otros.

Aunque hay muchos factores que están fuera de nuestro control, hay algunos otros que sí podemos regular, el primero de ellos es elegir un auto eficiente. A mayor rendimiento, mayor será el ahorro de combustible y dinero.

Hay algunas normas básicas que te permitirán gastar menos y que no son difíciles de aplicar. Ahorrar en combustible no solo es bueno para tu bolsillo, sino también para el medioambiente.

 

Conoce el motor de tu auto

Antes de empezar a aplicar cualquier medida de ahorro de combustible, merece la pena averiguar cuáles son tus costos y tu consumo actuales. Una forma básica de averiguar tus gasto es llenar el estanque hasta arriba y poner a cero el contador.

 

Llena el tanque por menos

Los precios del combustible pueden variar mucho entre gasolineras, así que merece la pena investigar en qué gasolineras es más barato y llenar allí tu depósito. En la página www.bencinaenlinea.cl puedes saber cuáles son las estaciones más baratas y que se acomodan a tu ruta.

 

Reduce la carga

Todo lo que vuelve tu auto más pesado está aumentando tu gasto en combustible.Cuanto más cargado lleves el auto, más combustible consume. No necesitas deshacerte de la rueda de repuesto, pero sí es buena idea sacar todas las cosas que llevas en el maletero y no usas.

 

Maneja pensando en el consumo, no en la velocidad

Uno de los aspectos más importantes a revisar es la forma cómo manejas. Lo mejor es manejar a una velocidad constante y con calma. Lo primero que debes hacer es intentar viajar a una velocidad constante, en la medida de lo posible. Cuanto menos aceleres y frenes, más eficiente será tu conducción. Evita también detener el auto por completo. Arrancar desde cero gasta más combustible. Cambia pronto de marcha.

 

Haz mantenimiento

Mantener bien tu auto hará que sea más eficiente en el consumo de combustible. Con el tiempo, las llantas perderán un poco de aire. Para mejorar el consumo, comprueba la presión de los neumáticos con frecuencia y mantenlos en la presión correcta. Si las llantas no tienen la presión adecuada, aumenta la fricción durante el movimiento del auto, lo que aumenta a su vez el consumo. Conducir usando neumáticos con una presión de 0,5 bares inferior a la correcta reduce el rendimiento del combustible en un 2% en zonas urbanas y en un 4% en áreas suburbanas.

 

Apaga el aire

El aire acondicionado funciona con combustible, así que enciéndelo solo cuando de verdad lo necesites.

 

Planea el viaje

Siempre que sea posible, planea el viaje para que la ruta sea lo más corta posible y para evitar el tráfico denso.

También te puede interesar